Buscando “penjings” en el Beijing Laitai Flower Trading Center

Mi madre es aficionada a cultivar bonsais, así que antes de venir a China me preguntó si en Beijing podía ver o incluso comprar bonsais. Ella me dijo que debía buscarlos com “penjing” o “penzai” (盆栽), literalmente “cultivar en bandeja”, ya que pén = bandeja y zāi = cultivar ya que así es como los chinos denominan a los bonsais. De hecho, como casi todas las tradiciones culturales japonesas, el arte de los bonsais se originó en China hace más de 2000 años y se introdujo en Japón hace unos 800, donde se perfeccionó y evolucionó hacia el arte actual. Si estáis interesados en la historia de los bonsais, leeros éste artículo en la wikipedia.

Después de preguntar a mis compañeras de oficinas, éstas me recomendaros visitar el mercado de flores de Beijing, un mercado gigante de 60,000 metros cuadrados que resulta ser el mercado de flores más grande del norte de China. Podéis leer más info sobre el centro (en inglés) aquí.

 Me imprimí la dirección en chino y un sábado por la tarde me dirigí hacia allí. La entrada del mercado:

bonsai 003 (Large) bonsai 004 (Large) bonsai 021 (Large)

Nada más entrar me di cuenta de que no había apuntado como era la palabreja de los bonsais en chino, así que no sabía como decirle a las dos amables recepcionistas qué es lo que andaba buscando. La palabra “bonsai” por supuesto no la conocían, y yo solo recordaba “zai” (cultivar), así que empecé a innovar en mi cutre-chino, “¿dónde están los árboles pequeños muy pequeños?”. A lo que ellas me decían “por todas partes” y me señalaban plantas. Y yo, “no, unos árboles pequeños que en Japón son muy famosos, a ellos les gustan mucho”. Aquí ya las dos recepcionistas no podían contener la risa, pero a la vez se sentían impotentes, no sabían como despacharme. Llamaron a una tercera que parecía saber algo de inglés, pero ni aún así. Cuando parecía que por fin me entendían, me llevaron a ver jarrones. Cuando por gestos les mostraba cómo podaba un bonsai (anda que también yo…) me llevaban a la zona de herramientas de jardinería. Al final no sé muy bien como, dimos con la palabra: “¡aya! ¡penjing! ¡penjing!”  Y me llevaron a un pasillo lleno de penjings, bandejas y demás parafernalia para decorarlos y cuidarlos:

penjing 005 (Large)

penjing 011 (Large) bonsai 012 (Large)

bonsai 013 (Large) bonsai 006 (Large)

Ya que había llegado hasta allí compré algunas mini-pagodas, un puente y varios muñequitos que ahora mismo están disfrutando del clima mediterraneo en los bonsais, o penjings de mi madre :

penjing figuritas

Por si tenéis la suerte de vivir en Beijing y os apetece visitarlo, es un lugar agradable, en él encontraréis muchísimas plantas y flores, macetas y todo lo que necesitéis para vuestro jardín, terraza o cuarto de la plancha. Está situado al este del tercer anillo, a unos 14 kms del area de embajadas (o 5 euros de taxi) en el noreste, dirección aeropuerto. Para los que conozcáis la ciudad, está cerca del Lufthansa Center, al lado del Hilton. Lo mejor, como siempre, es imprimirse la dirección en chino y dársela al taxista: 北京莱太花卉交易中心. Ya que estáis allí, aprovechad para dar una vuelta por “la calle de las mujeres” (nu ren da jie), donde hay tiendas y un centro comercial bastante cutre. Delante del Latai Flower center tenéis tiendas de cerámica, antigüedades y una tienda tibetana.
Como podéis apreciar, si antes el centro estaría más o menos en las afueras de Beijing, ahora está rodeado de rascacielos:

rascaielos 020 (Large)

Criticas cerradas.