Archivo de la seccion 'viajes'

Algunos consejos para preparar vuestro viaje a China

• Martes, 29 Marzo, 2011

Estaba buscando información y hoteles para viajar por España en pascua. Tras perder muchísimo tiempo navegando entre hoteles lamentables de más de 50 euros la noche, no he podido evitar acordarme de lo fácil y barato que era viajar por China en comparación. Como además hay gente que me ha preguntado cómo me las ingeniaba para viajar por China, si contrataba alguna agencia o si era muy difícil organizar los viajes, me he decidido a hacer un esfuerzo y escribir un post con algunos consejos y recomendaciones.

La gente tiende a pensar que viajar por China es muy difícil, o que, sin conocer el idioma,  les costará mucho reservar sus hostales, vuelos y demás. Parece que sin la ayuda de una agencia preparar un viaje por China es complicado, cuando no lo es en absoluto. Muchísima gente de todas las nacionalidades viajan por China sin tener ni idea de chino y han podido organizarse el viaje sin problemas desde su país, con la mera ayuda de internet y un nivel de inglés de supervivencia.  Es muy fácil comprar vuelos, reservar hostales y moverse por China en inglés, siempre y cuando nos movamos por zonas turísticas o grandes ciudades como Shanghai o Pekín. En algunas zonas como en Yanshuo-Guilin me atrevería a decir que la gente joven que trabaja en hostales y restaurantes hablan mejor inglés que el que se encuentran los extranjeros que visitan España. En las zonas remotas en las que no hablen inglés no será difícil comunicarnos por señas gracias a la genialidad china (además de lo divertidos que son) y con mostrar la dirección del lugar al que queremos ir en chino cualquier taxista nos llevará sin problemas. Si preguntamos por la calle harán lo posible por ayudarnos e indicarnos hacia dónde ir, es difícil perderse, pero por si acaso no olvidés llevar siempre encima la dirección del hostal o del siguiente pueblo a visitar con caracteres chinos. De hecho, si os queréis comprar una guía de viaje, es muy importante, crucial, que contengan las direcciones de los templos, hostales, ciudades, etc en caracteres chinos, no solo en pinyin.

guilin

Lo primero de todo, y no es un tema baladí para indecisos como yo, es decidir qué queremos visitar. Para ello podemos recurrir a san google, la wikipedia, la socorrodísima Lonely Planet (también online), otras guías como Frommers o las del País-Aguilar , foros (como por ejemplo losviajeros), tripadvisor, blogs o incluso webs de agencias de viaje chinas para ver qué nos apetece visitar (como travelchinaguide por poner un ejemplo). También me suele ayudar la wikitravel de la ciudad o región que quiero visitar, especialmente la versión en inglés, mucho más actualizada.

Es muy importante organizar bien el trayecto, tener en cuenta el tiempo de que disponemos y ser razonables. China es muy grande y no podemos pretender visitar en un fin de semana regiones como Sichuan, que son tan grandes como toda España. ¿Os imagináis visitar toda España en un fin de semana?  Paisaje en Sichuan:

sichuan

Una vez decididos a viajar a China, compramos el billete desde España. Para buscar el mejor el precio nada mejor como una búsqueda comparativa como kayak o skyscanner, o las webs de viajes tipo rumbo, edreams y demás. Pekín y Shanghai son buenos puntos de partida y tienen muy buenas conexiones. Si compramos con antelación nos puede salir ida y vuelta desde Madrid o Barcelona por unos 600 euros. 

Una vez tenemos la ruta por China, buscamos un aeropuerto cercano a la zona o ciudad que queremos visitar, lo cual no suele ser nada difícil ya que prácticamente todos los lugares turísticos en China tienen un aeropuerto cerca. Para comprar el billete, tenemos dos páginas web en inglés en las que podemos buscar vuelos y comprarlos con visa de forma comodísima. Las dos webs más famosas son ctrip (mi favorita) y elong.  Unas de las webs que más visité en 2010:

imagesCAWEHV8Y

Hay gente que cree erróneamente que los aviones de las rutas domésticas chinas son viejos, peligrosos e incluso hay leyendas urbanas de que son aviones deshechados por los soviéticos. Quizá en los inicios de la aviación comercial en China fuera así, pero hoy en día las flotas de aviones de las aerolíneas chinas son aviones muy nuevos y en perfecto estado. No es de extrañar que China sea uno de los mercados preferentes para Airbus y Boeing. Para los frikis de los aviones, aquí tenéis un clásico A320 de AirChina decorado con temas chinescos:

imagesCAOIBYXJ

Hay muchísimas aerolíneas en China (podéis ver una lista aquí), quizá la más famosa y con mejor reputación sea Air China, pero después de probar unas cuantas me atrevería a decir que no existe una gran diferencia entre ellas. En China el concepto low cost todavía no está implantado, así que no hay vuelos de esos mágicos a 10 euros y cosas así, pero los precios son bastante razonables. No ocurre el clásico timo de las lowcost europeas: “el vuelo cuesta 10 euros, si lo compras dos meses antes, pero saliendo un martes a las 6am de un aeropuerto a 80kms de la ciudad”. Precios engañosos que no incluye maleta, impuestos, seguro, etc.

Al contrario, en China puedes comprar un vuelo de una semana para la siguiente prácticamente por el mismo precio, saliendo un viernes por la tarde y volviendo el domingo por la noche (ideal para escapadas de fin de semana) y encima elegir entre un montón de vuelos con precio similar para elegir el horario que mejor te convenga. La gran excepción son las vacaciones chinas (año nuevo chino en enero-febrero y primeros de Octubre) y las subidas de precio de destinos tropicales como Hainan en navidades.

De ahí gran recomendación a grabar a fuego: No viajéis nunca a China en año nuevo chino ni a principios de Octubre, pagaréis de más, los trenes y aviones estarán abarrotados y absolutamente todos los destinos turísticos estarán a reventar. Por no hablar de tener que soportar más de mil millones de chinos tirando petardos por todas partes y a todas horas del día. Siguiendo la lógica, tampoco es recomendable visitar el norte de China en invierno, ya que os podéis encontrar, por ejemplo, con temperaturas de -15º en Pekín.

Siguiendo con los vuelos, un vuelo de unos 1000kms (como barcelona-paris) cuesta sobre los 120-150 euros (ida y vuelta) y uno de 2000kms (como bcn-berlín o pekín-hk) poco más de 200euros (i/v). Todos los vuelos de más de 1h ofrecen comida a bordo y permiten que factures la maleta sin pagar extra.  Típica comida china de avión, arroz o tallarines y pollo o pescado:

imagesCA4M83FN

La mayoría de vuelos tienen condiciones de cancelación y cambio de horario sin tener que pagar extra. Fijaros en las condiciones antes de comprar el billete, es típico que ofrezcan un 80% de devolución del precio billete en caso de que a última hora (hasta el día anterior) te apatezca por cancelarlo. Los cambios de fecha suelen ser gratuitos.

Si estáis en China y compráis en ctrip o elong, os llevan los billetes a casa o al hostal sin coste adicional y podéis pagarlos en efectivo al repartidor. De este modo os ahorráis unos euros extra por pagar por tarjeta (normalmente unos 10 euros) y no tenéis ni que imprimirlos. Desde China hay también algunos vuelos de bajo coste de la aerolínea malaya AirAsia ( www.airasia.com) hacia destinos del sudeste asiático. Si aparte de China tenéis planeado por el sudeste asiático os recomiendo echar un vistazo a sus rutas.

Una opción más barata que el avión es el tren. Aunque en distancias largas nunca merece la pena. Sobre comprar billetes de tren en China podría escribir un post aparte porque es algo más complicado y que yo sepa de momento no se puede hacer por internet. Hay bastante reventa de billetes, sobre todo en algunas rutas muy concurridas como Shanghai-Pekín, por lo que casi nunca hay billetes disponibles. Si queréis viajar en tren-cama elegid  “cama blanda”, tampoco hay problema si  queréis ahorrar unos cuantos yuanes viajando en ”cama dura”, pero jamás compréis “asiento duro” si es un viaje muy largo.  Mejor pagar un poco más y poder dormir agusto. China es ya el país del mundo con mayor líneas de alta velocidad y cada vez será una mejor opción, incluso para largas distancias, pero de momento en mi opinión el avión es lo más recomendable para largas distancias. Además de que, para competir con los trenes de alta velocidad, las aerolíneas están bajando sus precios. Si tenéis curiosidad, aquí tenéis información completa sobre las líneas de alta velocidad en China y aquí un mapa del país con las líneas ferroviarias en él.imagesCA2VIUYC

La técnica para viajar en tren es mirar en la web huochepiao.com (literalmente “billetesdetren.com”) los horarios y después comprarlos en un puesto de venta de billetes de tren (hay muchos) o en las estaciones.  La web está en chino, no os asustéis, el “truco” está en buscar la ciudad origen y destino en wikipedia y copiar-pegar el nombre en caracteres chinos. Los horarios no cambian entre laborales y festivos, y la web os sirve de referencia para conocer la hora de salida y llegada,  el número de horas que se tarda en llegar (13小时10分 significa 13 horas y 10 minutos) y el precio de asientos, camas, etc. Aquí un pantallazo de la búsqueda de trenes de Pekín (北京) a Shanghai (上海). Click para ver en grande:

peksh

No os recomiendo viajar en autobús por China distancias de más de 300-500 kms. Son baratísimos sí, pero nos podemos encontrar con furgonetas pequeñas, incómodas, y viajar más de 5 horas hacinados, con muchísimo calor en verano y sufriendo los peligros de la temeraria conducción china no es muy recomendable. Seguro que viajando por la China profunda no podréis evitar hacer tramos en furgonetas o taxis, pero mejor no abusar y dejarlo solo para distancias cortas.

 Una vez tenemos el vuelo, tren o autobús, podemos buscar el alojamiento. La gran ventaja de China respecto a Europa occidental es que el alojamiento en baratísimo. Podemos buscar hostales en  www.hostelworld.comwww.hostelbookers.com, echamos un ojo a los comentarios y reviews de la gente y lo reservarmos cómodamente desde allí. Los hostales en China suelen costar una media de 6 euros por persona en habitación privada
y unos 3 euros compartiendo habitación. Si vais muchos podéis reservar varias camas y así ocupar toda una habitación. Y no creáis que son hostales de mala muerte, la mayoría de ellos están en casas antiguas remodeladas, tienen muchísimo encanto, el personal habla inglés, suelen estar bastante nuevos y son super cómodos. Si quisierais podráis vivir en uno de ellos perfectamente unos meses.

Por servicio, instalaciones y encanto podríamos igualarlo a hoteles de España de más de 40 euros, aunque ni punto de comparación en cuantro a trato y servicio. Llamarme tiquismiquis, pero nunca he entendido ese modelo de negocio en el que el cliente o huésped paga un dineral por un servicio y recibe un trato y servicio mediocre. Si viajais por Asia la balanza servicio-precio es al revés, recibiendo un trato y servicio maravilloso por precios diez veces inferiores. 

Los hostales en China en las zonas turísticas están perfectamente adaptados a los gustos occidentales (de hecho la mayoría de huéspedes son extranjeros), ofreciendo desayunos riquísimos de estilo francés, americano o inglés, desayunos completísimos que muchas veces cuestan lo mismo que lo que hemos pagado por el alojamiento (3euros), pero que merecen muchísimo la pena. Típico hostal en China de 5euros (no 50) la noche:

3868448572_df207bd113_o

 Muchos hostales tienen además billar, futbolín, tele para ver deporte internacional y algún tipo de bar con cervezas a buen precio (igual 60 céntimos, lo cual es “caro” para China, donde las podemos comprar en cualquier puesto callejero por la mitad o menos). Si llevamos mucho tiempo en China siempre se agradece una comida occidental de vez en cuando y en los hostales podemos tomar desde una hamburguesa o un plato de pasta a comida autóctona, todo por muy buen precio. Es fácil, además, hacer nuevos amigos durante el viaje en los hostales, de ahí que mucha gente viaje sola, conociendo otros viajeros sobre la marcha:

3867978659_705a3eb6a2_o
Muchos hostales ofrecen servicio de “pick up”, es decir, te esperan en el aeropuerto con un cartelito y te llevan al hostal en una furgoneta. No suele salir muy caro para estándares europeos, por ejemplo por 10euros o menos os llevan 4 o 6 personas al hostal, pero hay que mirar bien a qué distancia está el hostal, si hay transporte público a la ciudad o cuánto os costaría un taxi. En la China rural los taxis son muchísimo más baratos que en Pekín o Shanghai, así que la bajada de bandera (1,5kms) puede costar tan barata como 60 céntimos y si el hostal está pongamos que a 15kms del aeropuerto, igual os sale por solo 5euros, lo que entre dos es mucho más económico que el servicio de “pick up”.

En caso de que no hayamos encontrado ningún hostal en hostelworld, normalmente porque estamos viajando a una ciudad o zona menos turística, podemos buscar hoteles en ctrip o elong. Los hoteles baratos chinos suelen ser más cutres que los hostales arriba mencionados, no están adaptados al gusto occidental y podemos encontrarnos con váteres de estilo chino (agujero) o con que las recepcionistas no hablan ni papa de inglés. Suelen ser algo más caros, porque para el cliente chino medio son como hoteles de semilujo, así que podríamos pagar fácilmente la friolera de 10euros por persona en una habitación doble. Los hoteles de 4-5 estrellas son muy caros, aunque están al precio de hoteles de 2 estrellas en España, así que quien quiera darse el lujo por 40euros la noche en habitación doble puede permitírselo. Personalmente prefiero mil veces un hostal con encanto, de madera y decoración tradicional china con patio interior a un hotel de 5 estrellas en un rascacielos de cristal y con una habitación anodina que bien podría estar en China como en un hotel de Miami, Oslo o Madrid. Típico patio interior de hostal con encanto en China:

zhengliang_pingyao_img_0350_jpgcoutryardnobody_jpg(small)
Hay una opción más que es viajar sin alojamiento y encontrarlo una vez allí. Mucha gente en China, sobre todo en zonas turísticas, te ofrece alojamiento en sus casas a precio muy económico. Aunque sin saber chino no
os lo recomiendo. A mi me suele gustar tenerlo todo reservado y centrarme en lo que quiero visitar sin tener que perder tiempo buscando dónde dormir.

Pues eso es todo de momento, si se me ocurre algo más ya lo postearé porque seguro que me he dejado muchísimas cosas. Lo cierto es que desconozco muchísimas partes de China, pero es lógico, es tan grande que se necesitaría toda una vida para recorrerlo todo. Pero como decía Confucio, “todo gran viaje empieza por un paso”.

Si tenéis cualquier duda o queréis que os ayude en algo, solo tenéis que mandarme un email o dejarme un comentario.

Zai Jian!


Recordando Japón…

• Viernes, 25 Marzo, 2011

Esta mañana mientras sorteaba el tráfico de Barcelona para llegar al trabajo, recordaba la primera vez que estuve en Japón. Parece que fue ayer, pero han pasado ya casi 5 años. Recuerdo perfectamente el shock que me produjo viajar a un mundo totalmente diferente, como si de repente hubiera atravesado el universo para llegar a un lugar mágico. Los anuncios, los carteles, los neones, todo estaba escrito en un idioma que parecía de otro planeta:shopping-akihabara-electric-city

Sin duda era la tierra, porque había humanos, pero se comportaban, vestían y interactuaban de forma tan diferente que no parecían compartir mi raza.

cruce de shibuya

El silencio, la limpieza extrema, arquitectura futurista con rascacielos y  autopistas elevadas… De repente viajaba en un tren elevado, a varias alturas del suelo, viendo abajo carreteras elevadas, neones, el movimiento incesante de personas y no podía evitar pensar que tras esas 15 horas de avión había aterrizado en el futuro.
tren elevado
Recuerdo mis primeros paseos en Tokyo como una de las experiencias más intensas que he vivido jamás. De repente entraba en un supermercado y todos los productos, ¡todos!, eran diferentes. Ni siquiera podía saber qué contenían más allá de los dibujos o fotos de los productos. En comparación con unos pocos tipos de bebidas en los supermercados de Europa,  de repente tenía a mi disposición cientos de bebidas de colores, y tenía que probarlas todas. Recuerdo recorrer Akihabara, el distrito tecnológico, comiendo snacks rarísimos y entrando en tiendas de anime, recreativos repletos de gente,  viendo pasar gente disfrazada (cosplay), los últimos videojuegos y la tecnología más avanzada del mundo en exposición a pie de calle. Era como vivir dentro de una serie de anime con actores reales. Era todo tan diferente, tan estimulante que no podía evitar retratarlo para no olvidarlo jamás. ¡Llegué a tomar más de 3000 fotos en dos semanas!  Tengo tantas fotos de Japón que nunca las he llegado a ver todas de nuevo. Siempre tengo pendiente clasificarlas de algún modo, hacer una selección y quizá compartir alguna de ellas (¡tengo material para postear varios años seguidos!). Pero siempre pongo la excusa de que no tengo tiempo para evitar la tristeza de la melancolía.

akihabara

Una de películas que mejor han retratado las sensaciones que se sienten al visitar Japón, la impresión de estar perdido en un fascinante universo paralelo es Lost in Translation, de Sofia Coppola. ¿la habéis visto? Sin duda una de mis películas favoritas:

lost-in-translation-banner

Me cuesta encontrar palabras para describir la explosión de sensaciones, colores y sonidos que sentí al pasear por la ciudad. Pasear a cualquier hora de la noche y sentir mayor seguridad que en cualquier calle céntrica a mediodía en Europa. Un mundo mejorado, el mundo 2.0. Pensé, egoístamente, que ningún extranjero debería descubrir este mundo, convencido de que si la gente lo conociera, si tuvieran la oportunidad de vivir la experiencia,  millones de personas harían lo que fuera por vivir allí. Y es que ¿Quién no querría vivir en el futuro?
osaka

Con el tiempo, he visitado Japón en dos ocasiones más y poco a poco he ido conociendo más y más aspectos de la cultura y sociedad japonesa. Sigo pensando que es uno de los mejores países del mundo para visitar, pero quizá no tanto para vivir.

De vuelta en Europa, reflexionaba sobre por qué tan poca gente ha tenido la suerte de viajar a Japón. O las razones por las que se mantendrá aislado, protegido, una vida aparte en el peculiar universo paralelo japonés.  No deja de sorprender la razón de que, habiendo tantos amantes de la cultura y gastronomía japonesas (y más en Bcn), haya relativamente tan pocos españoles viviendo en Japón.  Tres razones muy obvias entre otras muchos serían,  por este orden, lejanía, precio e idioma.

La gente que trabaja tiene pocas vacaciones, y  hay que pensárselo muy bien para poner rumbo a un país que está a más de 10 horas de avión (consecuentemente se perderán casi dos días solo en el vuelo). Y los que no trabajan (en este momento más de 4 millones de españoles) no pueden permitirse gastar 1000 euros de avión más gastos en visitar un país en la otra parte del mundo. Tampoco ayuda que Japón sea un país muy caro en comparación con sus vecinos asiáticos, y por eso muchos europeos prefieren viajar al sudeste, más cercano y accesible, y ridículamente barato.

Al estar tan lejos, la gente va posponiendo su viaje a Japón, cambiándolo por destinos más cercanos. Ya se sabe, “la vida es lo que pasa mientras haces otros planes”.  “Del próximo año no pasa”, se convencen, y al  año siguiente no hay dinero,  surge algo inesperado o no cuadran las vacaciones con la pareja… Así conozco decenas de personas enamoradas de Japón sin haberlo visitado nunca, posponiendo el viaje año tras año, quizá no pudiendo visitarlo jamás.

Sobre el tema del idioma, es lógico, para  quien a duras penas chapurrea algo de inglés,  le parece una locura  viajar a un país del no conoce el idioma. Y no solo eso, sino que el idioma es tan complicado (e imprescindible para trabajar y vivir en Japón) que supone una barrera más de entrada, lo que unido a un férreo control de inmigración, hace que se cambie España por países más accesibles como Inglaterra, Francia, Alemania, etc. Estudiar japonés es una tarea ardua, frustrante y que requiere la paciencia, tesón y esfuerzo de que de carecemos (yo el primero) la mayoría de españoles.

Por fin parece que van amainando las noticias, más o menos sensacionalistas, sobre el terrible terremoto de Japón, noticia causante del torrente de recuerdos y sensaciones  inolvidables que me han ido abordando estos días. Ahora que parece que los medios empiezan a pasan de largo, impotentes al no encontrar más miserias  humanas que relatar o historias apocalípticas que inventar, me gustaría recomendar a  todo el mundo viajar a Japón, una forma más de ayudar a la gente de este maravilloso país en su recuperación económica. Un país único, cuya visita supone una experiencia inolvidable con el único peligro de enamorarse perdidamente de él:


Fuji Japan - Cherry Blossoms and Mount

He rescatado un email con recomendaciones que hice a unos amigos para su viaje a  Japón. No tenían mucho tiempo ya que viajaban desde China aprovechando un puente, y se tuvieron que centrar en la capital.  Aunque visitar Japón y no pasar Kyoto debería estar penado por ley, aquí van las recomendaciones que les envié:

Ya que estáis en Tokyo unos días, os recomendaría visitar Kamakura, una típica ciudad media-pequeña costera japonesa. Tiene muchos templos muy bonitos, mejores que los que veréis en Tokyo, podréis admirar los preciosos jardines zen, disfrutar con el amor por el detalle y el cuidado de los jardines en las casitas japonesas. Un pueblo tranquilo con mucho que ofrecer.

En Tokyo, hay muchos barrios mitiquísimos para los amantes de los manga, libros y películas japonesas. Aunque quizá no tanto para los neófitos. Desde las pantallas y neones del dinámico barrio de Shibuya (donde se encuentra el paso de cebra más concurrido del mundo), pasando por el barrio elegante de Ginza, con sus tiendas y escaparates de las marcas de lujo mundial, o paseando por barrios tradicionales como Asakusa, o otros más currantes pero divertidos como Ebisu… Por no hablar del barrio meca de la tecnología, el anime y el mundi friki en general: Akihabara. El lugar al que millones de frikis de todo el mundo sueñan con poder pisar algún día. Visitar Tokyo viéndolo desde sus trenes elevados (recomendación personal, dar una vuelta en la línea de tren JR, viendo los barrios desde arriba en lugar de abusar del metro), para así maravillarse ante la mayor metrópolis del mundo, la auténtica ciudad que nunca duerme, el caos más organizado del mundo. Los señores trajeados, las mujeres arregladas, en contraste con los jóvenes vestidos con mil colores. Los cables por las calles, el movimiento incesante de transeúntes, el silencio sepulcral en las estaciones y vagones del metro. Luces, colores, un festín para los sentidos, y para el paladar: tokyo es una ciudad obsesionada con la comida, con comer bien. Me atrevería a decir “elegirme un restaurante cualquiera de Tokyo y comeré allí el resto de mi vida”. Ah, Tokyo, la megalópolis en la que puedes dar tres pasos y encontrarte vida de barrio. Una ciudad tan segura que niños muy pequeños van solos al colegio. Pero también una ciudad con su lado más canalla, que surge por la noche con sus variadísima oferta de salas de baño, hostess, love hotels y una complicadísima red de ambientes de diversión que satisfacen las mentes más pervertidas.

Mi consejo en Tokyo sería que miréis un mapa y visitéis los barrios en orden, sino perderéis horas en el metro. Es una ciudad enorme. Evitar a toda costa los taxis, por lo tanto que no os pille el metro cerrado lejos de donde queráis ir o la lleváis clara. El taxi cuesta como 6-8 euros bajada de bandera y a lo poco que andéis pasará de los 15 euros.

Segundo consejo, mirad el dinero, pero no hay que obsesionarse. No sabéis cuando volveréis así que tratar de disfrutar sin mirar atrás, sin sentir lo mucho que cuestan las cosas. Pegaos un festín de buen sushi pese a que os cueste 40 euros. Merecerá la pena. Los precios suelen estar junto a representaciones en plástico de los platos, para que veáis exactamente como será. La comida japonesa, en general, no es muy picante, solo ojo con los currys, tienen 8 grados de picante y puede llegar a picar mucho. El resto de platos es muy raro que piquen, la comida japonesa suele ser muy sencilla y con sabores poco intensos o cargantes.

Os recomiendo perderos sin rumbo, observar los pequeños detalles, dar una vuelta por las calles secundarias y andar todo lo que podáis. Meteos en restaurantes o bares bajando las escaleras y descubriendo curiosos lugares. Fijaos en la arquitectura japonesa, célebre en todo el mundo por su sobriedad, simplicidad… Veréis áreas públicas en edificios muy bien diseñadas, con parques integrados, con los espacios muy bien aprovechados… Suele gustar mucho a los arquitectos ver cómo están construidas casas y edificios.

Visitad todos los parques que podáis, merecen mucho la pena. Fijaos en los detalles de las plantas, cómo está cuidado, etc. Los templos en Tokyo no os sorprenderán, la mayoría fueron reconstruidos, lo interesante quizá aquí sea el silencio que se disfruta en ellos, lo que le da un aire de misticismo. Aunque como ya os comenté el 90% de los edificios de Tokyo fueron destruidos en la guerra y prácticamente toda la ciudad fue reconstruida. Japón es un país que lleva casi dos décadas en recesión, y de ahí que la mayoría de los grandes edificios y construcciones sean fruto del boom de los 70 y sobre todo 80, cuando parecía que Japón se comía el mundo….

Barrios que visitar en Tokyo? Son imprescindibles Asakusa (tradicional), Shibuya (moderno-futurista), los alrededores del palacio imperial, el mercado de pescado si fuerais sobre las 6am es una experiencia única, si vais después podéis dar una vuelta, comer sushi y después ir a los jardines Hamarikyu. También estaría bien ir a Shinjuku por ver la zona financiera, subir al edificio del gobierno de Tokyo y ver las vistas, (de noche quizá mejor). También hay un parque importante cerca, que no recuerdo el nombre. Otro barrio joven es Harajuku, donde también hay muchas tribus urbanas. Y después en Ueno, donde hay un gran parque, el zoo y muchos museos en los alrededores. La zona de Odaiba, la bahía, es muy bonito acceder de noche con el tranvía, por el puente elevado, las vistas de la ciudad son impresionantes.

Sobre Akihabara (barrio friki-tecnológico) igual no es imprescindible para vosotros, pero es realmente impresionante a nivel de neones, luces, pantalla gigantes, un poco a lo Blade Runner, como Shibuya. A mí me impresiona como curiosidad social, ver cómo hay tantísima gente que vive en otra realidad, alejada de nuestro mundo. Veréis que hay mucha gente en Japón pegada a su mundo virtual, a su móvil, a su juego de realidad alternativa, a los videosjuegos o el anime…. En cualquier barrio hay recreativos, os recomiendo pasaros 10minutos viendo la gente jugar, las niñas haciéndose fotos-pegatinas en cientos y cientos de máquinas con modelos que se renuevan casa semana… Y claro, como no, veréis en Tokyo gran cantidad de tribus urbanas, a cada cual más curiosa, como las Yamambas (muy morenas, al contrario del canon de belleza japonesa), los punks, los frikis, los rockers… Toda una gama de expresividad y unidad de grupos.


No jumping…

• Jueves, 23 Septiembre, 2010

Por si a alguien se le ocurría ponerse a saltar en un puente suspendido a más de 300 metros de altura…. Cartelito:

IMG_2579 (Large)

No jumping on the bridge for the happiness of yourself and others” (No saltar en el puente por tu felicidad y la de otros)

Pobres chinos, se tienen que contentar haciendo fotos desde la barandilla:  

IMG_2578 (Large)

Las vistas desde el puente eran increibles:

IMG_2556 (Large)


Galería de fotos: Zhangjiajie

• Miércoles, 22 Septiembre, 2010

He encontrado en el ordenador una selección de fotos que hice para subir en el blog de nuestro viaje al parque natural de Zhangjiajie (del que os hablé en este post)

Aunque las fotos no hacen ninguna justicia a la belleza del lugar, sirven para hacerse una mínima idea de cómo es. El problema es que la cámara no consigue captar la profundidad, escala y sobre todo la majestuosidad que transmiten cientos de montañas cársticas que se elevan más de 300 metros desde suelo.

Unas torres que parecen rascacielos hongkonitas en primer plano, detrás una hilera de montañas y al fondo una cordillera desdibujadada. Miras hacia abajo y todo está rodeado por un frondoso bosque. Al verlo todo en pequeño en la foto lo que parecen ser unos pequeños arbustos en realidad son árboles enormes.

Podéis ver algunas fotos que hice en la siguiente galería. Fijaros en las fotos en las que hay personas junto a las montañas y así os daréis cuenta de lo grandes que son en realidad. (Para ver las fotos en grande clic en “view all”):


Una bizarra tarde de playa en Qingdao

• Viernes, 17 Septiembre, 2010

Era una tarde de domingo en Qingdao, nos levantamos tarde, comimos unas hamburguesas y nos dispusimos a pasar la resaca del festival de la cerveza tumbados tranquilamente en la playa. Preguntamos en el hostal por la mejor playa de Qingdao, subimos a un taxi y tras unos 15kms llegamos a la famosa y concurrida playa “Shilaoren” (cuya traducción literal sería algo como “viejo hombre de piedra”)

Los alrededores de la playa no eran precisamente idílicios, rascacielos en construcción, monstruos de cemento y una suerte de réplica de la Casa Blanca:

P8291476 (Large) P8291483 (Large)

P8291477 (Large) P8291481 (Large)

Nos metimos en la playa buscando la arena y nos encontramos lo que parecía (era) un descampado:

Mientras avanzábamos hacia la orilla esperando encontrar la clásica estampa playera, nos topamos con tiendas de campaña y paraguas por todas partes:

P8291485 (Large)

Miráramos donde miráramos no vimos ni sombrillas ni toallas. Y es que a nuestros amigos los chinos la combinación toalla-playa les parece tan bizarra como a nosotros el olor del tofu apestoso. Así que, aquellos que no disponían de tienda de campaña, recurrían al viejo (e incómodo) truco de sentarse sobre sus zapatillas:

P8291502 (Large) P8291501 (Large)

Medio metro cuadrado es más que suficiente para instalarse en la playa: 

P8291496

Algunos innovadores se sentaban sobre sus paraguas:

P8291503 (Large)

Aunque la palma se la llevó este ingenioso señor, fontanero de profesión pero inventor en sus ratos libres. Un plástico enorme, unas piedras en las esquinas y listo para ser la envidia de Shilaoren:

P8291484 (Large)

Entre que los chinos tienen un miedo terrible a ponerse morenos (ya que lo consideran antiestético y característico de baja clase social), y que las mujeres son muy pudorosas, van a la playa vestidos de domingo y con paraguas:

P8291487 (Large)

(no, no estaba lloviendo)

La visión de los chinos vestidos, con los pantalones arremangados hasta las rodillas y un paraguas en la mano entrando en el agua es una de las imágenes más bizarras que he experimentado en una playa:

P8291490 (Large) P8291488 (Large)

P8291495 (Large) P8291492 (Large)

Los niños son los únicos que se salvan del surrealismo playero chino, ellos campan a sus anchas en pelota picada jugando con la arena. Angelitos, ni se imaginan que en unos pocos años solo se mojarán los pies cuando vayan a la playa.

Junto a los niños, las madres permanecían vigilantes con sus vaqueros arremandados,bolso, paraguas y cámara en mano para no perder detalle de las cabriolas de sus retoños:

P8291494 (Large)

(atención al modelo de paraguas, china-fashion 2010)

Debido a las olas, los bajos de los pantalones acababan irremediablemente empapados, pero poco parecía importarles a los chinos, felices por poder tocar el agua con sus pies (su única y máxima diversión). Como gatos, miraban curiosos el mar, con una mezcla de fascinación y miedo atroz.

Estaba paseando por la orilla cuando un joven con el chandal empapado hasta las rodillas (más chulo que un ocho pasaba de arremangarse)  me mostró una foto de unos chinos posando con el mar de fondo. El tío hacía fotos a la gente en la playa y las vendía por unos pocos kuais.

Este otro ofrecía paseos en moto de agua por 100 kuais, y para matar el tiempo disfrutaba de largas siestas sobre el asiento:

P8291480 (Large)

La minoría  ataviada con bañador, disfrutaba del agua con flotadores y manguitos o jugaban con la arena en la orilla. Y es que en China, usar flotador o manguitos, hacer castillos en la arena o jugar a enterrase vivo no son actividades exclusivas de los niños:

P8291497 (Large)

Hubo muchas cosas más que me sorprendieron y de las que no tengo fotos, como el hombre que disfrutaba del baño con sus crocs o el grupo de cinco señores mayores que llevaban el mismo modelo de bañador (¿los comprarían juntos para sacarlos a mejor precio?).

En definitiva un día de playa bizarro pero muy divertido. ¡Hasta la próxima !

P8291499 (Large)


Dale la mano al mundo

• Miércoles, 15 Septiembre, 2010

Hace unos meses un amigo mío, Diego, víajó un fin de semana al interior de China para dar unas clases en una pequeña escuela. Lo que no esperaba es que sería el centro de atención y estrella principal de un festival creado en su honor:

“Sales y todo el mundo, 300 personas, te mira fijamente. Hay gente que incluso no cabe en el patio y que se pone de puntillas en la puerta de entrada para ver qué pasa. Tomas un poco de perspectiva y alcanzas a ver el cartel que corona el patio: “De cara al mundo, Dale la mano al mundo”. Cuando lees los caracteres, ya comprendes que, por muy pequeño que seas, por muy lejos que estés de tu casa y por muy poco cualificado que te sientas, aquí, para ellos, ahora, no hay otro mundo que tú”

Os invito a leeros el relato completo en su blog. Un reflejo de la realidad en las zonas rurales de China. Esa China profunda que no sale en las noticias y en los periódicos, que parece casi olvidada por la modernización pero en la que, alejados de los neones de la macrourbes como Pekín o Shanghai, viven más de 500 millones de chinos.

Podéis leeros el artículo completo aquí. Diego tiene un estilo inigualable y es un placer leer sus artículos. Recomendable 100%


Viviendo Bali, viviendo el paraíso

• Lunes, 6 Septiembre, 2010

Os escribo sentado en una cafetería tomando un batido de papaya-mango-banana en Ubud (Bali). Está cayendo una copiosa lluvia tropical: de repente parece que el cielo se te va a caer encima y de pronto para y deja de llover. Acompañando el murmullo de la lluvia, se oye de fondo la música de una danza balinesa tradicional en un bar o teatro cercano:

bali coffe (Large)

Parece que por estos lares todo esté hecho de madera (el techo, las mesas y  sillas, esculturas de dioses hindús y flores aquí y allá), como si de este modo los balineses quisieran fundirse con su entorno, de una belleza natural sobrecogedora.

Estamos rodeados de campos de arroz, palmeras, flores exóticas y una vegetación tropical extremadamente frondosa que nos sorprende continuamente por su belleza:

vegetacion bali

Esta mañana hemos ido a ver varios templos y las increibles terrazas de arroz:

bali (Large)

Los templos no sorprenden por su belleza o majestuosidad, pero si por su entorno natural. Estamos empezando a entender porqué algunos idiomas, como el vietnamita, tienen más de 7 términos para el color verde:

foto paosaje bali (Large)

Me gustaría explicar muchísimas cosas más, pero estando de vacaciones no es muy sano pasar tanto tiempo en frente del ordenador. Mañana nos espera un largo día en el que visitaremos el mayor templo de Bali entre otras muchas atracciones en el este de la isla.

Después será el momento de viajar en ferry hacia las islas Gili, donde pasaremos dos noches en la pequeña isla de Gili Meno. Entonces otro ferry hacia otra isla, Nusa Lembongan para acabar el viaje en Bali de nuevo, en la costera área de Sanur. Aún queda mucho, pero el tiempo pasa muy rápido cuando se está disfrutando del viaje.

¡Hasta pronto!

templos bali (Large)


Coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol….

• Viernes, 27 Agosto, 2010

Pues si amigos, este fin de semana, si la meteorología no nos lo impide, chapotearemos en el mar de China. Y es que esta misma tarde de viernes volamos hacia Qingdao, una ciudad costera que fue colonia alemana a principios del siglo pasado.

qingdao_technological_university_city_1

Esta es la razón por la que en esta ciudad se puedan observar edificios de arquitectura europea intercalados con los omnipresentes rascacielos de las ciudades modernas chinas. Por ello los chinos denominan a Qingdao ”la Suiza china”:

qingdao

Otra de las consecuencias de la colonización alemana fue la creación de una destilería de cerveza en la ciudad. Los chinos aprendieron bien la técnica y continuaron la tradición cervecera de los alemanes. De ahí que hoy en día la cerveza más bebida o al menos la más conocida en China sea la Qingdao -pronunciado “Chintao”-.  bz2 QingdaoNight

Durante dos fines de semana de Agosto se celebra en Qingdao un festival de la cerveza al más puro estilo Oktoberfest (con particularidades chinas). Este fin de semana es el último del festival, la excusa perfecta para visitar esta ciudad del noreste de China.  No sé que surgirá de la mezcla entre ideas alemanas y chinas, pero ¡seguro que será muy divertido!

20090709101547 beer-festival1

Según dicen, Qingdao es una ciudad agradable, con buena calidad de vida y rodeada de concurridas playas. Si la semana que viene dispongo de más tiempo libre trataré de contaros si es cierto lo que dicen sobre Qingdao. ¿Quedarán muchos restos de arquitectura alemana o habrá sido todo devorado por la vorágine constructura china? También tengo pendiente contaros mis impresiones sobre el pasado fin de semana en Zhangjiajie, del que volvimos encantados. Un adelanto, al final Zhangjiajie es mucho mejor de lo que vimos en las fotos, ¡y eso que las fotos eran espectaculares! ¡Buen fin de semana!


Viaje al paraíso de Zhangjiajie

• Jueves, 19 Agosto, 2010

Este fin de semana viajaré a uno de tantos y tantos paraísos desconocidos de China: la zona paisajística Wulingyuan de Zhangjiajie, Patrimonio Natural Mundial desde 1992. Un lugar tan bello que parece de ciencia ficción:

zhangjiajie-hunan-01_leading

He estado dudado seriamente sobre la conveniencia o no de realizar otro viaje por este inmenso país. Casi tres horas de avión separan Pekín de Zhangjiajie, el vuelo no es barato y nunca fue fácil valorar de antemano si el esfuerzo merecerá la pena.

Cada día le dedicaba algunos minutos a valorar los pros y contras de este penúltimo gran viaje hasta que vi en facebook unas fotos que hizo un compañero de erasmus en Finlandia. Eran fotos de unos lagos y bosques que éste había visitado el pasado fin de semana. Las fotos eran acojonantes: el sol eterno del verano finlandés bañaba de colores rojizos el cielo, los reflejos en los lagos rodeados por bosques interminables… Ni un alma, serenidad infinita. “Yo estuve viviendo cerca de allí” me dije, pero quizá justo aquel fin de semana me quedé durmiendo en casa o el presupuesto me coartó de viajar hasta allí.

Pero aprendí la lección. Y como no quiero aburriros con una larga disertación, os lo resumiré en unas pocas “obviedades”: Volver para hacer lo que dejamos a medias no es tan fácil como parece, el mundo es muy grande y las oportunidades solo pasan una vez.

Así que mañana vuelo hacia Zhangjiajie, lugar del que os muestro algunas fotografías y os pego partes de éste artículo que podéis leer completo aquí:
“En mayo de 1992, dos asesores de la UNESCO visitaron la zona y al terminar declararon que el paisaje de Wulingyuan era incomparable. En su informe presentado ante la UNESCO, los dos asesores comentaron lo siguiente: la selva y las aguas de Wulingyuan ofrecen ricos recursos; hay también una gran cantidad de montañas; estas últimas presentan líneas más abruptas que las de EE.UU. y Australia. La cobertura vegetal, la diversidad de formas de los montes, la transparencia de los lagos, las imponentes cuevas y los ríos subterráneos confieren a Wulingyuan una belleza natural insospechada. El singular paisaje de Zhangjiajie es el resultado de 380 millones de años de evolución geológica.”

 23766_cc2 Zhangjiajie-

“Las célebres montañas de Zhangjiajie, consideradas las más insólitas del mundo, ocultan sus prominentes cimas entre las nubes. En precipicios y cumbres crecen verdes pinos.”

Zhangjiajie Zhangjiajie22
Según leí estas montañas sirvieron de inspiración al equipo de la película Avatar. A la izquierda una imagen de la película y a la derecha una foto tomada en Zhangjiajie:

avatar ZZZZ_-yuanjiajie-709654 

Aunque es un claro ejemplo de lugar al que jamás le harán justicia fotos o descripciones, podéis ver más fotos en google imágenes, youtube, o en este blog  de un español que visitó el parque en un par de ocasiones. Para ayudarnos a entender la escala de las montañas, él creó un montaje en el que vemos como, bajo un puente natural, cabrían perfectamente la torre Eiffel y un campo de fútbol:

escalaeifel

El parque nacional, al estar en un lugar tan abrupto, se ha mantenido durante milenios virgen de la intervención humana y por ello atesora una gran variedad de fauna y flora a lo largo de sus más de 130 kms2. El 97% del territorio, de clima subtropical está cubierto por árboles (de más de 700 especies),y en el parque se pueden admirar flores exóticas únicas así como más de 116 especies de animales vertebrados. Entre otros muchos se puede avistar monos, salamandras gigantes, osos asáticos, renos de agua y cientos de pájaros rarísimos.

Este fin de semana vuelvo a salir de Pekín, de la gran metrópolis a un bello remanso de paz en mitad de las montañas. Lagos, cascadas y bosques con el sonido del viento y los animales como única banda sonora. Respirar aire puro, olvidar el estrés y volver con las pilas cargadas.

¿Demasiado bonito para ser real? El lunes os cuento. Buen fin de semana

200921911569850


Viaje a Hoh Hot, las estepas y el desierto en Mongolia Interior

• Martes, 3 Agosto, 2010

Hola amigos, hace mucho que no escribía en el blog y es que últimamente no tenido mucho tiempo libre. La semana pasada estuvieron mis amigos en Pekín e hice lo posible por ser un buen anfitrión. No tuve más remedio que sacrificarme y cenar fuera todos los días, mostrarles la noche pekinesa y visitar con ellos algunos de mis lugares favoritos en Pekín… Coincidió además que justo la semana pasada tuve bastante trabajo en la Oficina, así que fue imposible actualizar el blog.

Paso a continuación a relataros el último fin de semana de Julio, cuando fuimos los becarios de Pekín con nuestros amigos de Shanghai a Hoh Hot, en Mongolia Interior. En un principio eramos 3 los que íbamos de Pekín, pero a medida que la gente fue escuchando el plan se fueron uniendo más y más… Al final fuimos nueve desde Pekín y cinco desde Shanghai.

Cogimos el vuelo Pekín a Hoh Hot, la capital de la región de Mongolia y llegamos allí por la noche. Nada más llegar nos encontramos con los shangaineses, que justo acababan de llegar y nos montamos con ellos en una furgoneta camino del hostal. En ese momento no podíamos intuir que íbamos a repetir la misma escena durante más de 20 horas ese fin de semana….

Inner Mongolia - Edu 001

Nada más llegar al hostal nos dijeron que no tenían las habitaciones tal y como las habíamos reservado. Protestamos un poco, pero no le dimos mayor importancia. Total es una noche pensamos. Desde el minuto 1 los amigos del hostal facilitándonos las cosas. Preguntamos el precio del tour por Mongolia y nos dijeron que eso lo habláramos con el jefe. Así que nada, nos fuimos a tomar una cerveza cerca del hostal y a dormir:

IMG_2668 (Custom)

IMG_2676 (Custom)

En el baño del hostal tenían un hidromasaje…. ¡con una lavadora dentro! Estos chinos…

IMG_2678 (Custom)

Tras dormir en un colchón tan cómodo como una tabla de planchar de plomo macizo nos pusimos a negociar el precio de los tours para el fin de semana. Queríamos ir a las estepas, montar a caballo, dormir en una cabaña tradicional y al día siguiente ir al desierto para montar en camello y tirarnos por las dunas. A todo ésto le quisimos añadir una visita al festival Naadam, una especie de juegos olímpicos mongoles. El jefe del hostal nos dijo que el precio no podía bajarlo más a partir de cierto punto porque ellos eran los mayores expertos en Mongolia Interior y nos darían el mejor servicio posible. Nos lo creimos.

Así que prontito por la mañana del sábado nos subimos en dos camionetas rumbo al Naadam festival:

hoh hot 004 (Custom) hoh hot 006 (Custom)

Por el camino paramos a poner gasolina y vimos unos camellos cruzando en la carretera:

hoh hot 011 (Custom) hoh hot 010 (Custom)

De camino nuestro conductor tuvo llamar unas cinco o séis veces al otro conductor para preguntarle dónde estaba. Tuvieron la genial idea de, en lugar de ir los dos juntos en caravana, ir separados y perderse una y otra vez. En una de tantas veces que nos perdimos paramos y el conductor nos abrió una sandía. Con el calor que hacía, bajo un sol de justicia, hacinados en una furgoneta asados de calor, la sandía nos supo a gloria. Como podéis ver en las fotos estábamos en medio de la nada:

hoh hot 015 (Custom) hoh hot 017 (Custom)

hoh hot 019 (Custom) hoh hot 026 (Custom)

Ese paisaje árido, vacío e inóspito fue lo que vimos durante más de 4 horas hasta que de pronto los dos coches pararon en mitad de la nada y nos dijeron “el festival se ha acabado, tenemos que volver” Pero a ver, ¿no estábamos yendo al festival? Si vosotros vivís aquí ¿cómo no sabíais que el Nadaam había acabado ya? Discutir fue inútil, nos dieron más sandía para tenernos contentos (sin duda el ”hit” del viaje):

hoh hot 027 (Custom) hoh hot 024 (Custom)

Venga, subid al coche, que tocan otras 4 horas de vuelta. Sí amigos, pasamos 8 horas encerrados en una furgoneta para comer sandía en medio de las estepas mongolas. ¡Qué planazo eh!

hoh hot 029 (Custom) hoh hot 007 (Custom)

Así que nada, después de otras 4 infernales horas llegamos a un restaurante donde comimos. Tras montarle un pollo al jefe y gran experto en Mongolia, acordamos que nos rebajara el precio final del tour. Menos mal que lo conseguimos, los nervios estaban a flor de piel y se avecinaba un motín. Parecía que el viaje iba a ser un fiasco sin remedio, menos mal que seguimos adelante, ya que a partir de aquí mejoró la cosa.

Nos montamos de nuevo en la furgoneta y llegamos a unas campas donde había tiendas mongolas y muchísimos caballos. Montamos a caballo una hora y media. Estuvo bien, aunque la gente que sabía montar a caballo lamentó no tener más libertad ya que íbamos todos juntos en caravana a paso ligero. Como soy un principiante en esto de los caballos yo me lo pasé bien:

IMG_2696 (Custom) IMG_2701 (Custom)

IMG_2691 (Custom) IMG_2695 (Custom)

IMG_2703 (Custom) IMG_2710 (Custom)

Después de montar a caballo nos llevaron a una estepa en la que habían varias yurtas, las tiendas tradicionales mongolas, para pasar la noche allí. Nos dieron té y una especie de churros sin sabor como bienvenida:

hoh hot 035 (Large) hoh hot 045 (Large) 

hoh hot 057 (Large) hoh hot 051 (Large)

Una vez dejamos las maletas, nos relajamos y disfrutamos de la puesta del sol. Viniendo de dos metrópolis como Shanghai y Pekín, agradecimos ver el cielo azul, disfrutar de un paisaje sin rascacielos y respirar, por fin, aire puro…

hoh hot 068 (Custom) hoh hot 034 (Custom)

hoh hot 069 (Custom) hoh hot 058 (Custom)

Nos sirvieron la cena en una mesilla sobre una alfombra y nos sentamos alrededor. El cordero estaba riquísimo:

hoh hot 077 (Custom) hoh hot 078 (Custom)

Se fue haciendo de noche, la luna llena iluminaba la estepa, a lo lejos se oía el ganado. La sensación de estar tan lejos de la civilización, el silencio, la paz:

hoh hot 084 (Custom) hoh hot 089 (Custom)

hoh hot 081 (Custom) hoh hot 079 (Custom)

Por la noche la temperatua bajó considerablemente. Nos pusimos una chaqueta y nos sentamos en círculo alrededor del fuego. Tras más de 10 horas en furgoneta, estábamos tan agusto que pensamos que había merecido la pena. Absortos ante los movimientos caprichosos de las llamas, hablamos, reimos, y disfrutamos de una noche más íntima y relajada que de costumbre. Recuerdos de campamento. Una parte de mi añoró la simplicidad de la niñez.

 hoh hot 095 (Custom) hoh hot 099 (Custom)

Cuando se apagó el fuego dimos un paseo bajo la luz de la luna y nos fuimos a dormir. Al día siguiente debíamos despertarnos al alba para continuar nuestro viaje.

hoh hot 102 (Custom) hoh hot 103 (Custom)

Pusimos rumbo al desierto. El paisaje cambiaba con rapidez, en una parada para comprar agua el paisaje me sorprendió por su belleza:

hoh hot 109 (Custom) hoh hot 110 (Custom)

Pero no menos sorprende fue parar en una pequeña tienda, destartalada, que me recordó a las del viejo Oeste. Pedimos agua y una mujer bajó por una trampilla para subirla del sótano:

hoh hot 112 (Custom) 

Tras varias horas más de viaje llegamos al desierto. Nos subimos en una especie de buggie gigante y nos llevaron por las dunas hasta donde se encontraban los camellos:

hoh hot 116 (Custom) hoh hot 133 (Custom)

hoh hot 125 (Custom) hoh hot 138 (Custom)

Nos subimos en los camellos y dimos una vuelta con ellos por el medio de las dunas. Muy divertido:

hoh hot 169 (Custom) hoh hot 157 (Custom)

hoh hot 162 (Custom) hoh hot 166 (Custom)

IMG_2734 (Custom) hoh hot 204 (Custom)

hoh hot 205 (Custom) hoh hot 179 (Custom)

Después de montar en camello nos dedicamos a jugar por las dudas. Subimos, nos tiramos en trineo, como niños…

hoh hot 194 (Custom) hoh hot 196 (Custom)

Inner Mongolia - Edu 146 Inner Mongolia - Edu 147 

Después de las dunas comimos. La comida no nos gustó demasiado, pero nos sirvieron sandía. Y pedimos más y más… Sin la sandía el viaje a Mongolia no hubiera sido lo mismo! Otras cuatro horas de furgoneta y vuelta al hostal. Tratamos de ducharnos para quitarnos la arena, pero solo caía un hilillo de agua… ¡fría! Avisamos al staff pero no hicieron nada por arreglarlo, así que no nos quedó otra que ducharnos a cámara lenta. Eso sí, nada más llegamos nos sirvieron una sandía, ¡la panacea mongola! ¿qué los extranjeros se enfadan porque les has hecho ir en furgoneta 8 horas para nada? ¡Dales Sandía! ¿Que se enfadan porque la comida es regulera o se tienen que duchar gota a gota con agua helada? ¡Dales Sandía!

Amigos mongoles, la sandía estaba riquísima, pero la próxima vez pongan más entusiasmo en hacer las cosas bien. Me imagino a los mongoles negociando con el presi de China “Tito Hu, no le vamos a pagar los impuestos de Mongolia en 2010, pero ¡aquí tiene unos trozos de sandía bien fresquita!”

En definitiva, fue un buen viaje, curioso, diferente, lástima que tuvimos mala suerte con el hostal y la organización. Fue una paliza las horas en furgoneta, pero sabemos que en Mongolia eso es inevitable y queríamos hacer muchas cosas en un fin de semana. Pero se nos hizo más duro porque íbamos 14 en una furgoneta muy incómoda y por la intranquilidad de que el conductor-jefe no tenía ni idea de lo que hacía. Cada vez que le preguntábamos ¿cuánto falta? Nos decía “100kms” o “1hora” y ni siquiera se acercaba el tío. 

Cuando más va pasando el tiempo mejor recuerdo el viaje, porque tiendo a quedarme con lo bueno de las experiencias.  Menos mal que nos llevamos muy bien entre todos y eso nos hizo el viaje mucho más llevadero. Espero volver a coincidir con los shanghaineses a finales este mes en Qingdao ¡hasta pronto amigos!


Shanghai en imágenes

• Jueves, 22 Julio, 2010

Shanghai 171 (Large)

Shanghai 054 (Large)

Shanghai 036 (Large)

Shanghai 096

Shanghai 057 (Large)

Shanghai 207 (Large)

Shanghai 170 (Large)

Shanghai 110 (Large)

Shanghai 107 (Large)

Shanghai 156 (Large)

Shanghai 195 (Large)

Shanghai 247 (Large)

Shanghai 126 (Large)

Shanghai 138 (Large)

Shanghai 236 (Large)

Shanghai 241 (Large)

Shanghai 153 (Large)

Shanghai 093 (Large)

Shanghai 090 (Large)

Shanghai 066 (Large)

Shanghai 085 (Large)


¡Salta!

• Lunes, 5 Julio, 2010

IMG_1607 (Large)

Saltando en una de las puertas de Pingyao