¿Pero Bali no era una isla desierta?

¡Aquí va la entrada de nuestro primer viaje! Siento haber tardado tanto en actualizar pero esta última semana ha sido bastante dura en el trabajo. Pero obviaremos los detalles aburridos por el momento…

Compañeros de viaje: Axel, Diana (AKA Colombia), Claire, Christiane (AKA Germany) y una amiga de christiane cuyo nombre no recuerdo.

Nos embarcamos el sábado por la mañana en lo que iba a ser mi primer viaje por el sudeste asiático, y nada menos que a Bali, uno de los destinos por excelencia. Mis expectativas iniciales sobre esta isla: isla paradisíaca con preciosas playas desiertas, arrozales, tranquilidad, surf, gente local…Ya veremos como algunas de estas expectativas se vieron truncadas a lo largo del fin de semana…

Pero empezemos por lo primero: 6 a.m. en el aeropuerto de Yakarta, muertos de sueño. ¿Qué mejor que un buen desayuno indonesio? Aqui se estila el nasi goreng (arroz frito):

6.a.m.6 a.m.

A continuación nos subimos en el avión de Lion Air, la aerolínea indonesia de Low Cost. ¡Al lado Ryan Air parece la de lujo! Los asientos estan en origen hacia adelante para ganar espacio, casi como para que te agarres las piernas en caso de emergencia… En fin más vale no pensarlo, llegamos a Bali y nos encontramos con esto:

Vistas de la calle en Legian

Ok, estábamos en la parte más turística de la isla, pero se me iba el primer mito al suelo. Parecía que no había salido de Yakarta aún: motos por todos lados, centros comerciales, mucha gente, … Nos fuimos directos al hotel, y nos dieron un bungalow de 2 pisos y 2 habitaciones sin ventanas, sin agua caliente y con cucaracha (por suerte solo una…). No estaba tan mal:

Vistas del bungalow

La picina del hotel era lo qué más valia la pena:

A continuación nos cojimos unas motos por 40.000 rupias al dia (unos 3 euros), y nos fuimos en busca de ECHO beach, una playa cercana supuestamente bonita. Después de preguntar a 100 personas y obtener 100 indicaciones diferentes (aquí si no lo saben se lo inventan) por fin llegamos al cartel:

Pues desde este cartel nos volvimos a perder…

Suerte que entre tanto pudimos disfrutar de las vistas de bonitos arrozales:

Yo con Colombia en moto

A diferencia de la mayoría de Indonesia, la población balinesa es en un 90% hinduista. Es por ello que se encuentran constantemente pequeños templos hindús como el siguiente:

Templo hindú
Máxima concentración para no perderse

Finalmente llegamos a la playa:

La foto esta retocada, ¡aquí parece más bonita de lo que és!

Sin aguas cristalinas, arena gorda, algas feas…Lo importante es que este fué mi primer baño en aguas asiáticas:

¡Primer baño!

Por supuesto los momentos, compartidos, saben mejor: Luego a volver a perderse para ir a comer a una playa dónde se encontraba Claire. He de reconocer que lo mejor que vimos fue mientras nos perdiamos!

Espantapájaros balinés
Más arrozales

Obviamente nos quedamos casi sin gasolina. ¡Aquí no la sirven como es habitual…juzgad vosotros mismos:

Repostando nuestras motos

¡Pues sí! en botellas de vodka… Entre el calor a las que esta expuesta y los envases dudo que supere los 60 octanos… Después de comer cumplimos uno de los sueños de los que visitamos Indonesia: ¡hacer surf!

A punto de afrontar olas de 10 metros…¿o 1?

Hicimos surf (o lo hicimos ver) hasta que se puso el sol. Eso si no tuvo precio:

Puesta de sol

Y finalmente:

He de reconocer que al final del día mis expectativas para con la isla mejoraban… :) Por la noche una buena cena en buena compañia:

Axel con las morenas: Nameless y Diana
Yo con las rubias: Claire y Christiane

Al dia siguiente dejamos a las chicas y Axel y yo nos fuimos en busca de playas de las de las postales.  Cómo siempre, tras preguntar a 100 personas obteniendo 100 indicaciones diferentes, encontramos un pueblo de surfistas: ULUWATU. De lo mas sencillo, poco transitado, con unas vistas espectaculares, y es, según dicen, uno de los mejores spots para surfear de la isla. La dificultad: las olas te llevan directamente a un arrecife de coral en el que más vale que no caigas…

(Por cierto, si le clicais a las fotos se hacen grandes)

Vistas aéreas desde donde comimos
Surfistas en Ululwatu. se observan algunos caminando por el arrecife hacia las olas
Vistas de la cala

Luego nos fuimos a otra playa cercana con nada que envidiar a la anterior:

Un MUST en bali es ir a recorrer las calles de Kuta para comprar ropa, bolsos, gafas, y todo tipo de cosas falsas a buen precio. ¡Estoy aprendiendo a regatear! Un ejemplo de cosas bonitas:

Me compré un par de trajes. Un poco caros pero valian la pena.

Por la noche fuimos a cenar a un local en la playa dónde escogias lo que te comías: gambas, squid y pescadito. ¡Espectacularmente bueno!

Escogiendo materia prima

Aprovechando la diferencia de horario con Bali (ahí es una hora más), nos cogimos el primer vuelo del lunes por la mañana. Nos despertamos a las 4:30 y llegamos milagrosamente a tiempo! Por suerte dejamos el traje colgado en la oficina para no tener que ir en bañador todo el día…

Mi primer viaje había acabado. He de reconocer que mis primeras impresiones de Bali se vieron mejoradas a lo largo del fin de semana. Se ha de considerar la isla como lo que és: una zona preciosa sobreexplotada por cantidades infestas de turistas (mayoritariamente australianos) que han destrozado, gracias a dios, solo parte de ella (como ha pasado en la mayoría de paraísos del mundo)…  Eso sí, quedan muchas partes que valen la pena, y si tienes ganas de pasar un fin de semana con amigos, en una zona con ambiente, surf, buenas playas y cachondeo, Bali es tu isla.

Typically Spanish: Fiesta Nacional y Flamenquito

El pasado miércoles nos invitaron a la fiesta nacional del 12 de Octubre en el Hotel Meliá (como no…), y esto nos permitió conocer a parte de la comunidad de expats españoles, que por cierto, no es muy abundante (¡rondando los 200 si hablamos de los que estan censados!) …

El Embajador de España y otros Embajadores
Axel y David

Ahora bien, pudimos disfrutar de platos típicos españoles, que pese a no echar todavía demasiado de menos, hicieron las delicias de nuestro paladar…jamoncito, paella, tapas…¡y todo acompañado de vino! Parece algo ordinario pero en un país como este, el cerdo y el alcohol son manjares privilegiados…

Tapitas…

A continuación nos fuimos a tomar algo a un bar chill out donde se reúnen los expats.

El jueves, con algo de resaca, teníamos el otro evento en el marco de la semana hispana en Yakarta, la actuación de flamenco…

Marisol, Fernando de la Rúa (guitarrista), Jonathan (Bailaor) y David (cantaor)

No íbamos con grandes expectativas pero salimos encantados y alucinados con la actuación y luego pudimos hablar con el bailaor y el cantaor, uno de Barna y otro de Madrid, que eran muy enrollados…

Del ballet nacional…vaya máquina el bailaor…y eso que la pista resbalaba.
Con el cantaor. ¡Una voz cual Camarón!

Para culminar cenamos en un vietnamita tomando unas cerves y conociendo a otros veteranos expats…gran velada.

Vagueando por la ciudad 2

Hasta hoy estábamos indocumentados, así que no podiamos salir de la ciudad. Pero hoy ya tenemos pasaporte, con visado hasta finales de octubre de 2012, así que lo primero que hemos hecho es planear dónde nos vamos este fin de semana. Opciones hasta el momento: Bali o Belitung.

Resumiendo: este fin de semana nos hemos tenido que quedar en Yakarta, ¡Y es que esta ciudad da mucho de sí! Así que aqui va una segunda entrada de vaguenado por la ciudad. El viernes inaugurábamos el piso al personal, así que hicimos copas en casa (unas 15 personas). Antes de eso: cenita de rigor en la picina de casa:

Chicken cordon bleu

Debido a la escasez de alcohol del país aquí se estila el “bring your own”. Lo que no esperábamos era una singapurense borracha vomitando en el baño, ni que nos rompieran el paño del mismo. Pero bueno, daños colaterales dignos de una buena fiesta! Las fotos de como quedó la casa al día siguiente mejor ni las pongo…

¿Curiosidad? Aquí no salen de casa a la misma hora, así que para cuando quisimos entrar en la discoteca, a las 3 de la mañana, ya estaban cerrando: 4 bailoteos con miradas de: “¡mirad unos blancos!, y para el siguiente destino: STADIUM, lo único que podía estar abierto a esas horas (más que nada porqué que no cierra de jueves a lunes). Dicen que se puede pasar el fin de semana entero ahí: se puede bailar, dormir, comer, y otras cosas indecentes que no voy a comentar…por el momento. A la salida ya era de día. Tras negociar con el taxista un precio aceptable para que nos llevara: para casa, ¡que ya tocaba!

Al día siguiente nos despertamos  para ir de barbacoa a una casa tipo colonial de una amiga alemana: Christiane.

Diana y Guillem barbacoeando

Despues de la barbacoa eso si: a casa. Estábamos muertos.

El domingo por la mañana lo dedicamos a vaguear por el rastro de Jakarta: Surabaya. Una calle entera con mini puestos de anticuarios. Preguntando se podia encontrar, casi casi, de todo:

Figurillas de madera
Estas son las típicas figuras de madera de aquí: una pareja de indonesios
Un cañón…¿Quién no tiene uno?
Mi pequeña adquisición. Se llama Leti y es de Kalimantan (Borneo). Ya está decorando mi habitación :)
O unos palos de golf!

Qué mejor en una tarde de domingo que…¡Masajes! Por 120.000 rupias (10 euros) 1 hora. Luego a la ducha y axel se queria llevar el carrito de la ropa:

¡Axel eso se deja!

Vagueando por la ciudad

¡Saludos queridos seguidores! En esta entrada he recogido algunas de las actividades que hemos ido haciendo por la ciudad. Cabe destacar que realmente aún no conocemos la magnitud en sí que representa, y la ciudad es tan caótica que no hay nunca una relación (ni aproximada) de tiempo y distancia. Para recorrer 2 Km. puedes tener suerte y tardar 10 minutos o mala suerte y tardar 2 horas. ¿Variables? Las ganas del conductor, el transporte, el tiempo, la suerte, la hora de rezar…

Los atascos que se generan a veces son de lo más escandaloso, pero claro, una ciudad con 4 semáforos en total….

Aquí no cede el paso ni Perry

Si nos hemos dado cuenta que un punto importante es saber escoger el tipo de vehículo para cada circunstancia. De momento los hemos ido probando casi todos. En primer lugar, como opción más económica tenemos el TRANSJAKARTA, el bus de la ciudad que va por su propio carril, cuesta 3500 rupias (28 cts.), y puede resultar muy rápido si no necesitas esperar 20 buses para subirte a uno como nos pasó a Axel y a mi. Otra curiosidad es que no se sube a ras de suelo, sino en unas plataformas sin barreras a metro y medio del suelo (la seguridad ante todo). Para colmo la puerta de entrada es la de salida, por lo que la gente se concentra en el mismo sitio, y aunque haya medio bus vacío no entra ni Dios. ¡Viva la eficiencia Indonesia!

También está el transporte para toda la familia:

Otra opción barata y rápida son los Tuk-Tuks, o como me gusta llamarlos: triciclos asesinos. Con estos negocias antes de entrar un precio según el destino. Te dicen que te llevan por 50.000 rupias, les regateas, pones cara de escandalizado y les acabas pagando 20.000 (1.6 euros). Lo bueno de este transporte es que emoción no falta, y como son todos diferentes, ¡puedes escoger el que más te gusta!

Axel y yo en un Tuk Tuk

Existe una opción parecida, los OJEK, que son mototaxis que te llevan también a precio pactado. Axel se ha atrevido y le llovió a medio camino. Parece una tontería pero aquí las lluvias pueden resultar algo molestas si te cogen desprevenido.  Este es el resultado de una lluvia tras 3 minutos de exposición:

Axel antes y después
Yo, solo después

Suerte que estas cosas se te olvidan haciendo planes como ir al cine. Porqué aquí no es solo un cine…¡es una experiencia! (Abstenerse malpensados). Butacas de metro de ancho, de cuero y reclinables electricamente hasta la posición horizontal. Además, si quieres, te viene una chica y te trae: gofres, hamburguesas, cerveza, ¡o lo que pidas! Todo por el módico precio de 4 euros. Para que os hagáis a la idea (habia poca luz)

¡Incluye una manta!

La última actividad de la semana fué ir a ver el único monumento minimamente turístico de la ciudad: el gran pirulo tropical. Esteeee…el Gran Monumento Nacional! Como podréis ver, algo muy original. Pues no hay NADA más que ver. Bueno sí, esta el museo del banco nacional. Imagino que exponen cómo han devaluado la rupia hasta niveles ridículos. ¡Ni la peseta en sus mejores tiempos! Aquí el billete más grande es de 100.000 rupias, que viene a ser algo así como 8 euros. Un pastón. Enfin a lo que iba, el pirulo:

Muestra de adoración al pirulo

Luego nos hicimos fotos con unos locales (nos lo pidieron ellos). Aquí es muy típico que cuando ven a un bulé (un blanco) le piden “foto, foto sir!”. ¡Ya llevamos varias!

Esta gente no deja el móvil ni para hacerse una foto

Esta es una foto de otro día:

Mis amigos indos

Habían unas vistas espectaculares…ejem:

Vistas preciosas

Pues no había mucho mas que visitar en Yakarta…Si alguna vez veniis tendré que organizaros algo por los alrededores. Afortunadamente, ahí si hay oferta ;)

Asín…¡Sí!

Después de dos dias arriba y abajo viendo pisos mediocres, no se nos ocurrió otra cosa al ver este pisazo. Y es que asín…¡Sí! Está situado en el piso 23, muy cerca de la embajada (20 minutos andando) y en el mismo edificio que la mayoría de expats que conocemos. Aquí os pongo algunas fotos:

Vistas desde la terraza
Vistas de la piscina 

Algunas fotos del interior:

Habitación 1
Habitación 2
Salón
2 baños
Comedor

Ahora tocaba lo más importante para todo español que se precie: llenar la nevera.

Objetivo: arrasar con el Hypermercado justo debajo de casa.

Bueno pues nos llevamos algunas sorpresitas…he aquí una muestra:

Salsas picantes para aburrir

Entre las salsas más destacables, Extra Pedas, que sienta magníficamente para el estómago!

Esta va por ti Cristobalito ;) (Miss you Bro)
Aquí el arroz no se compra al Kilo…
Ni idea de que era todo esto
Más cosas raras
PAPA esta va por ti! Un lineal entero (30 metros fácil) de sopas chinas!! Un paraíso para los adictos a los noddles!!
¿Qué quieres pescado fresco? ¡Chinito péscame el rojo! Creo que por un extra te dejaban pescarlo a ti con las manos
¿Resultado? Se nos fué de las manos… Lo bueno es que te llevas el carrito a casa y lo dejas en la puerta que alguien lo recoge :)