Cumpleaños indonesio

Uno de los inconvenientes de vivir fuera es que no puedes pasar el cumpleaños con tu familia. Para mi era la primera vez. ¡Pero se hizo lo que se pudo!

Para empezar me desperté con un regalo de Axel: ¡2 BATIKS! Son las típicas camisas de Indonesia que hay que tener. Los viernes incluso te hacen descuento en los restaurantes si las llevas. Se estila llevarlas en lugar de traje en las reuniones formales o bodas. Tienen estampados habitualmente horribles para un occidental. Para que os hagáis una idea:

Aquí tenéis a Bill Clinton en Batik (mis batiks son mucho más decentes)

Como no cerraron la embajada en motivo de mi cumpleaños (lo sé, indignante), tuvimos que trabajar, así que traje un pastel después de comer:

Cheesecake espectacular

y por si fuera poco las chicas indonesias de la oficina me cantaron el Selamat Ulang Tahun que en Bahasa indonesia viene a ser algo así :

Selamat ulang tahun kami ucapkan
Semoga panjang umur kami kan doakan
Selamat sejahtera sehat sentosa
Selamat panjang umur dan bahagia

Panjang umurnya , Panjang umurnya , Panjang umurnya
Serta mulia , Serta mulia , Serta mulia

y significa:

¡Cumpleaños feliz, decimos,
Larga vida, rogamos,
Feliz bienestar y buena salud,
Larga vida y felicidad!

Larga es su edad, Larga es su edad , Larga es su edad

Y preciada, Y preciada, Y preciada.

Aqui estoy yo con las chicas:

Con las chicas indos, Mónica y Emel
y con los chicos, de izquierda a derecha: Victor (becario informática de Kuala), Iñaki, yo y Axel

Por la tarde mis vecinas super majetas Diana y Lucia me bajaron un muffin con una vela al apartamento!!

Soplando la vela
Para variar Lucia quería robar la comida ajena
Auto foto con nata en la nariz

Por la noche, que mejor que cenar en un sitio típico indonesio callejero dónde te hacen la comida con las manos (que ni se limpian), no tienen neveras, hay ratas por el suelo… ¡Pero que está muy bueno! Al menos los dim sum para mi son los mejores que he probado en Yakarta…

El sitio, en Cokroaminoto Menteng Park, se compone por los típicos Kaki Lima (5 pies: 3 del carro y 2 del vendedor).  Estos ‘chef callejeros’ ofrecen las 24 horas del día todo tipo de arroz, verduras, sopas de fideos y carnes y además preparan la comida delante del cliente. El ambiente es muy particular y sin duda hay que verlo. Además los precios son imbatibles.

Estos son los “chefs”, que como jugaba Indonesia la final de fútbol estaban algo alterados
Estos son los kaki limas, vacíos de “chefs” por el fútbol
Foto del grupo

Estos son algunos de los manjares que pudimos disfrutar:

Dim sums
Nasi Goreng (Arroz frito)
No queráis saber…

Ya veis que no fue tan mal, rodeado de buena gente y además el jueves lo celebraremos como toca con copas y fiesta. Pero si he echado de menos a mi gente más cercana…

Primer buceo en Indonesia: Sangiang Island

Este es nuestro primer buceo en Indonesia (espero que el primero de muchos). El lugar: una isla llamada Sangiang al oeste de Java.

Compañeros de viaje: Iñigo (buceador experimentado) y Axel (buceador novato).

La idea era sacarse el mono de bucear para Iñigo y para mi, y para Axel sacarse el PADI.

Fue una excursión relámpago de un solo día, ahí va el programa y la compañia por si alguien esta interesado (precio aproximado por todo el día incluyendo comidas, equipo y desplazamiento 80 euros):

05.30 Meet point at Planet Diving (Grand Sahid Jaya Hotel, Jakarta)

07.00 Meet point at Rest area km 43 of tol Jakarta-Merak

09.00 Meet point at Paku Pier (Anyer)

* Go to Sangiang Island

* 2x dives (before & after lunch)

16.00 Back to Jakarta (llegamos a las 19.00 a casa)

Contact Person : Febria Marganasidi/Feri (Ph. +62.81388767608, YM : feri_planetdiving)

Este es el barco al que nos subimos:

Espectacular como siempre la cantidad de indonesios. Eran 2 por cada uno de nosotros. Uno montaba las botellas, otro pescaba, otro dormía… y todos majísimos como siempre. Estoy pensando llevarme uno a España, pero no se si me dejarán…

Tras una hora de simpático viaje en barco de madera, llegamos a una isla semi-desierta como de película:

Al llegar dejamos a Axel con el instructor:

y nos preparamos para nuestra inmersión:

La buceada fue espectacular. Corales impresionantes, tortugas, morenas, peces de todos los colores… y una suave corriente te llevaba para que casi no tuvieras que nadar. Resultado: 64 minutos de paz y tranquilidad que necesitaba después de tanto tiempo en Yakarta. El Dive Master decidió perder a la mitad del grupo en el minuto 1, así que buceamos solos él, Iñigo y yo. La única foto que nos han pasado, y que no hace justicia a la inmersión es esta:

Esta es alguna de la web del Dive Center de otros días en el mismo sitio:

Para comer nos llevaron a la isla:

Luego para hacer tiempo fuimos a explorar la isla:

Como podéis ver, me integré perfectamente cuál aborigen local. Mi mono Amedio se lo pasó en grande jugando con sus amigos. Cómo nos sentiamos muy cómodos nos adentramos más y más en la densa jungla:

Decidimos dejar de hacer el burro ( la selva no es lo nuestro y aún íbamos a perdernos con mi orientación y sin cobertura en el iphone…) así que nos subimos de nuevo al barco para la segunda inmersión.

La segunda inmersión fue un poco más corta, pues al Dive Master (que esta vez no perdió a nadie), se le ocurrió que sería mucho más divertido que fuéramos contra corriente. Eso sí, corales espectaculares, tortuga (yo no la vi!!), y alguna que otra morena.

Contentos con nuestras inmersiones nos fuimos en el barco para Java, con unas olas algo preocupantes en algun momento, basicamente debido a la calidad del barco y de la mania del capitan de coger las olas de lado. Sí, es muy divertido, pero si vuelcas no lo es tanto…

Aquí no parecen tan preocupantes, pero cuando se puso chunga la cosa decidí guardar la cámara.

¡Y ahí va! Espero descubrir nuevos sitios de buceo por la zona. Mi objetivo próximo es un pecio.

Visitando Kuala Lumpur

Este fue realmente el primer avión que cogimos con la emoción de la llegada. Vuelo barato, y un compañero de clase para enseñarnos la ciudad: ¡¡Jorgé Meré!! Nada menos que nuestro anfitrión habitual de las fiestas de Madrid.

Compañeros de viaje: Axel y Asun (que iban por su cuenta), y Jorge.

Primera impresión: ciudad limpia (aunque se ve que por la noche salen ratas como caballos), transporte normal (¡viniendo de Yakarta es algo que no deja de sorprender!), mucho chino y europeo… Además me entero que no es lo mismo ser malayo (locales de pura cepa que controlan el gobierno), que malasio (chinos y demás que controlan la economía).

Nuestro primer destino con Jorge era visitar las famosas Batu caves, a tan solo 13 Km. de la ciudad. Tienen aproximadamente 400 millones de años de antigüedad y son cuevas sagradas hindúes, llenas de templos y son un punto de peregrinación importante para esta comunidad. Para ello cogimos el Mono rail:

Vistas desde el mono rail

 Se podían contemplar templos preciosos como este:

Preciosos templos ….

Tras hacer conexión con un tren por 1 RM (0,25 cts. de Euro), llegamos a las Batu Caves. Pero llegar a ellas requiere pasar por una serie de paradas técnicas.

Primero saludar al mono que todo lo ve:

Mono todopoderoso

Entrar descalzo en un templo hindú:

Vivan los hongos en los pies

Hacerse una foto de rigor ante la estatua de oro y las escaleras celestiales (de nada menos que 272 escalones) que llevan a las cuevas:

De camino nos encontramos con una manda de monos muy majos:

Mi mono Amelio y yo

Amelio haciendo monerías de las suyas:

Una vez arriba se respiraba una paz increíble. Sin duda se entiende porqué escogieron este lugar para hacer un templo.

Desde el interior del templo

El templo esta dedicado al dios Murugan:

Dios budista Murugan

A la vuelta cogimos el mismo tren pero con una sorpresa añadida:

Vagón solo para mujeres

Evidentemente, sin querer, nos metimos en ese vagón, del que las chicas nos echaron entre risas… Estos musulmanes no dejan de sorprenderme. Me explicaron que para diferenciarse de la invasión china, los malayos se volvieron mucho más radicales hace 15 años. Es por ello que se veían continuamente velos y burkas por la calle, cuando hace tiempo no se veía ni uno.

Luego pasamos la tarde visitando los mercados más emblemáticos de la ciudad:

China town:

En china Town

Como todos sabemos, los chinos son unos chorizos. Intenté sacar un reloj falso y me pedían hasta 400 euros por imitaciones. La verdad que algunas estaban muy bien pero a otras se les caían las manecillas por dios…

Después anduvimos por Little India, lo que fue una experiencia más…mmm…olorosa… y llegamos a la plaza principal de la independencia de los ingleses, dónde se encuentra el club de campo inglés:

Only British men alowed indeed
Vistas desde el club de campo

Cenamos con los demás becarios en “La Lola”, un punto de encuentro habitual para ex-pats españoles. Se trata de una china que tiene un restaurante / terraza en una calle con 100 sitios iguales, y que se hace llamar Lola. Ha aprendido 4 palabras de castellano (¡¡Pero 4 eeeh!!), y se ha ganado así al público hispano. Vistas de la Lola:

Con Jorge en la Lola

Al caer la noche: HALLOWEEN! Aunque como no lo sabíamos no nos disfrazamos. Todos los bares estaban decorados para la ocasión, e incluso conocimos a Mario Bros Chino!

Mario Bros

Tras dormir un poco nos levantamos con Jorge para ir a ver las famosas Petronas Twin Towers, las torres gemelas más altas en la actualidad (452 metros), con la característica de tener una pasarela que las une entre los pisos 41 y 42 (viva wikipedia). Aunque mayormente son conocidas por su aparición en la película La Trampa, con Sean Connery.

Aquí estoy yo tocándolas:

Tocando las Petronas 

El resto del día hicimos un poco el vago, incluso fuimos al cine a ver “In Time” (buenísima), aunque nada que ver con los cines de Jakarta. ¿Qué pasó con las mantas, el servicio de catering y los asientos reclinables? Este parcía más bien un low cost de los cines… Pero vamos no se puede tener todo.

Tras un par de días en la civilización, ya empezaba a echar de menos la jungla de Yakarta: ¡nada como un poco de desorden para alegrarte el día!. Lo mejor de Kuala ha sido sin duda la compañía (Mr. Meré ha sido, como siempre, un GRAN anfitrión), las cenas en la Lola, los monos de las Batu Caves y si me apuráis las Batu Caves en sí (¡¡pero los monos mejor!!).

El próximo destino se presenta algo lejano (debido a la falta de liquidez actual y al Partenariado español en Yakarta) pero con muchas ganas: del 2 al 6 de diciembre en Camboya con Pacheco y Meré! C y!