Vagueando por la ciudad 4

Me he vuelto a animar con el tema del blog, y para que no se diga aqui va otra de la vida cotidiana en Yakarta. Hay que decir que cada vez las cosas que vivimos aqui nos sorprenden menos, y por tanto también tomamos menos fotografías por la calle.

El otro fin de semana decidimos con Lucia, Christiane y Axel ir al mercado de animales ilegales (Jatinegara market, en Yakarta oeste), famoso desde la visita de Frank de la Jungla. Esperabamos ver algún dragon de Komodo, y algún que otro bicho exótico.

Vistas desde un puente de la entrada del famoso mercado

En el mercado se encontraban todo tipo de animales de jungla, tales como monos, que podían comprarse por tan solo 200.000 rupias (unos 16 euros).

Pobre Amelio, encerrado en una caja…

Una tortuga gigante
Murciélagos gigantes

Aunque finalmente nos dimos cuenta que si no vas con alguien local, o con pintas de turistas que han perdido el vuelo a Bali como llevábamos, es imposible acceder a los animales ilegales. La próxima vez afinaremos más el tiro…

Otra de las cosas por las que vale la pena vivir en este agujero de ciudad, son los brunchs de los domingos, muy habituales de los hoteles 5 estrellas y populares entre los expats. El concepto es sencillo: pagas entre 300.000 y 500.000 IDR (26-45 euros dependiendo de si tomas bebidas alcohólicas), y te pones morado en un buffet dónde encuentras todo tipo de cocinas: indonesia, occidental, india, japonesa, etc. Aquí van algunos ejemplos del hotel 4 Seasons, aunque dicen que el mejor es el Shangrila:

Foie a la plancha
Sushi
Ostras a gogo
¿Quieres una crêpe?
Pablo disfrutando de un nutritivo postre

En la oficina tampoco comemos mal. De vez en cuando nos pegamos un homenaje (los llamados zafaranchos), y cada uno trae algo español que comer. Un verdadero placer descansar de la comida indonesia de vez en cuando…

Toda la oficina comercial

Y como la última vez, finalizo la entrada con un par de imagenes de los atardeceres desde mi ventana. Los colores y el volcán a lo lejos son impresionantes, ¿verdad?

Vagueando por la ciudad 3

Aquí va una nueva edición de las ya conocidas “vagueando por la ciudad”, en la que recojo anécdotas que nos pasan por la Yakarta. He de reconocer que dos meses después de mi llegada no dejan de sorprenderme a diario infinidad de cosas. No siempre llevo  la cámara encima así que, ¡lo mejor sería que vinierais y lo vierais vosotros mismos!

En primer lugar, ¡ya nos movemos en moto! Nuestro pepino, una honda manual del 2004:

Autophoto con los super cascos

Hace ya algunos días fuimos testigos del Eid al-Adha, o Celebración al Sacrificio, representada por los musulmanes de todo el mundo con la ofrenda de un sacrificio animal (comúnmente una vaca o un cordero) como una acción de gratitud para Dios por salvar la vida de Ismael, hijo del profeta Abraham. Por ello durante algunas semanas Yakarta se llenó de vacas y corderos:

Corderos por la calle

Algunos de nosotros nos aventuramos a pasear por las calles durante el domingo de sacrificio. Andando por un barrio de lo más auténtico (delante de casa), nos encontramos con un grupo de gente que iban a sacrificar a su último vacuno. Nos pidieron que nos quedáramos y nos ofrecieron bebida y asiento para contemplar lo que para ellos era un honor. No pudimos (ni quisimos) rechazar la oferta. El vídeo lo tenéis en mi perfil de facebook, aquí tan solo os añado algunas fotos del “espectáculo”. Sólo decir que yo no pude mirar.

Antes del sacrificio
Diana y Lucia acomodadas

Se respiraba un ambiente muy festivo en el ambiente. Y no es de extrañar, pues la carne resultante de los sacrificios es ofrecida por los ricos a los pobres. Muchos de ellos no comen ternera muy a menudo…

Atando la vaca a un poste para poder sacrificarla

El resultado final, tras 5 minutos de agonía del animal, numerosas risas por parte de los indonesios y nuestras caras pálidas:

Al salir pude hacer la foto que tanto estaba deseando: ¡4 en una moto! (Es pan de cada día por aquí, pero no tenia una foto en condiciones) :

Aunque un par de días después llegó la de 5:

¡Uno es un bebé pero vale igual!

¡¡Ya tenemos árbol de navidad en casa!! De hecho es muy “divertido” como esta tomando un tono navideño toda la ciudad. Porteros a 40 grados en la calle, en traje y con gorro de papa Noel, ventanales navideños… ¡No me pega ni con cola! Pero es lo que tenemos…

Hablando de navidad, me acaba de llegar un paquete de mi tia/padrina Montse y de mi Avia. Sin palabras: Jamón, turrón y lo mejor de todo: un kit completo para cocinarme mi propia escudella navideña. Entre este paquete y el de mi madre por mi cumpleaños (jamón, chorizo, quesos, fuet, chistorra…) estoy por montar una tienda gourmet!

De verdad que el detallazo me ha llegado…y siguiendo en catalán, Moltes gràcies a les tres!! 

Finalizo con una bonita imagen del atardecer desde mi ventana. ¡Estos no se ven cada día!

Cumpleaños indonesio

Uno de los inconvenientes de vivir fuera es que no puedes pasar el cumpleaños con tu familia. Para mi era la primera vez. ¡Pero se hizo lo que se pudo!

Para empezar me desperté con un regalo de Axel: ¡2 BATIKS! Son las típicas camisas de Indonesia que hay que tener. Los viernes incluso te hacen descuento en los restaurantes si las llevas. Se estila llevarlas en lugar de traje en las reuniones formales o bodas. Tienen estampados habitualmente horribles para un occidental. Para que os hagáis una idea:

Aquí tenéis a Bill Clinton en Batik (mis batiks son mucho más decentes)

Como no cerraron la embajada en motivo de mi cumpleaños (lo sé, indignante), tuvimos que trabajar, así que traje un pastel después de comer:

Cheesecake espectacular

y por si fuera poco las chicas indonesias de la oficina me cantaron el Selamat Ulang Tahun que en Bahasa indonesia viene a ser algo así :

Selamat ulang tahun kami ucapkan
Semoga panjang umur kami kan doakan
Selamat sejahtera sehat sentosa
Selamat panjang umur dan bahagia

Panjang umurnya , Panjang umurnya , Panjang umurnya
Serta mulia , Serta mulia , Serta mulia

y significa:

¡Cumpleaños feliz, decimos,
Larga vida, rogamos,
Feliz bienestar y buena salud,
Larga vida y felicidad!

Larga es su edad, Larga es su edad , Larga es su edad

Y preciada, Y preciada, Y preciada.

Aqui estoy yo con las chicas:

Con las chicas indos, Mónica y Emel
y con los chicos, de izquierda a derecha: Victor (becario informática de Kuala), Iñaki, yo y Axel

Por la tarde mis vecinas super majetas Diana y Lucia me bajaron un muffin con una vela al apartamento!!

Soplando la vela
Para variar Lucia quería robar la comida ajena
Auto foto con nata en la nariz

Por la noche, que mejor que cenar en un sitio típico indonesio callejero dónde te hacen la comida con las manos (que ni se limpian), no tienen neveras, hay ratas por el suelo… ¡Pero que está muy bueno! Al menos los dim sum para mi son los mejores que he probado en Yakarta…

El sitio, en Cokroaminoto Menteng Park, se compone por los típicos Kaki Lima (5 pies: 3 del carro y 2 del vendedor).  Estos ‘chef callejeros’ ofrecen las 24 horas del día todo tipo de arroz, verduras, sopas de fideos y carnes y además preparan la comida delante del cliente. El ambiente es muy particular y sin duda hay que verlo. Además los precios son imbatibles.

Estos son los “chefs”, que como jugaba Indonesia la final de fútbol estaban algo alterados
Estos son los kaki limas, vacíos de “chefs” por el fútbol
Foto del grupo

Estos son algunos de los manjares que pudimos disfrutar:

Dim sums
Nasi Goreng (Arroz frito)
No queráis saber…

Ya veis que no fue tan mal, rodeado de buena gente y además el jueves lo celebraremos como toca con copas y fiesta. Pero si he echado de menos a mi gente más cercana…

Typically Spanish: Fiesta Nacional y Flamenquito

El pasado miércoles nos invitaron a la fiesta nacional del 12 de Octubre en el Hotel Meliá (como no…), y esto nos permitió conocer a parte de la comunidad de expats españoles, que por cierto, no es muy abundante (¡rondando los 200 si hablamos de los que estan censados!) …

El Embajador de España y otros Embajadores
Axel y David

Ahora bien, pudimos disfrutar de platos típicos españoles, que pese a no echar todavía demasiado de menos, hicieron las delicias de nuestro paladar…jamoncito, paella, tapas…¡y todo acompañado de vino! Parece algo ordinario pero en un país como este, el cerdo y el alcohol son manjares privilegiados…

Tapitas…

A continuación nos fuimos a tomar algo a un bar chill out donde se reúnen los expats.

El jueves, con algo de resaca, teníamos el otro evento en el marco de la semana hispana en Yakarta, la actuación de flamenco…

Marisol, Fernando de la Rúa (guitarrista), Jonathan (Bailaor) y David (cantaor)

No íbamos con grandes expectativas pero salimos encantados y alucinados con la actuación y luego pudimos hablar con el bailaor y el cantaor, uno de Barna y otro de Madrid, que eran muy enrollados…

Del ballet nacional…vaya máquina el bailaor…y eso que la pista resbalaba.
Con el cantaor. ¡Una voz cual Camarón!

Para culminar cenamos en un vietnamita tomando unas cerves y conociendo a otros veteranos expats…gran velada.

Vagueando por la ciudad 2

Hasta hoy estábamos indocumentados, así que no podiamos salir de la ciudad. Pero hoy ya tenemos pasaporte, con visado hasta finales de octubre de 2012, así que lo primero que hemos hecho es planear dónde nos vamos este fin de semana. Opciones hasta el momento: Bali o Belitung.

Resumiendo: este fin de semana nos hemos tenido que quedar en Yakarta, ¡Y es que esta ciudad da mucho de sí! Así que aqui va una segunda entrada de vaguenado por la ciudad. El viernes inaugurábamos el piso al personal, así que hicimos copas en casa (unas 15 personas). Antes de eso: cenita de rigor en la picina de casa:

Chicken cordon bleu

Debido a la escasez de alcohol del país aquí se estila el “bring your own”. Lo que no esperábamos era una singapurense borracha vomitando en el baño, ni que nos rompieran el paño del mismo. Pero bueno, daños colaterales dignos de una buena fiesta! Las fotos de como quedó la casa al día siguiente mejor ni las pongo…

¿Curiosidad? Aquí no salen de casa a la misma hora, así que para cuando quisimos entrar en la discoteca, a las 3 de la mañana, ya estaban cerrando: 4 bailoteos con miradas de: “¡mirad unos blancos!, y para el siguiente destino: STADIUM, lo único que podía estar abierto a esas horas (más que nada porqué que no cierra de jueves a lunes). Dicen que se puede pasar el fin de semana entero ahí: se puede bailar, dormir, comer, y otras cosas indecentes que no voy a comentar…por el momento. A la salida ya era de día. Tras negociar con el taxista un precio aceptable para que nos llevara: para casa, ¡que ya tocaba!

Al día siguiente nos despertamos  para ir de barbacoa a una casa tipo colonial de una amiga alemana: Christiane.

Diana y Guillem barbacoeando

Despues de la barbacoa eso si: a casa. Estábamos muertos.

El domingo por la mañana lo dedicamos a vaguear por el rastro de Jakarta: Surabaya. Una calle entera con mini puestos de anticuarios. Preguntando se podia encontrar, casi casi, de todo:

Figurillas de madera
Estas son las típicas figuras de madera de aquí: una pareja de indonesios
Un cañón…¿Quién no tiene uno?
Mi pequeña adquisición. Se llama Leti y es de Kalimantan (Borneo). Ya está decorando mi habitación :)
O unos palos de golf!

Qué mejor en una tarde de domingo que…¡Masajes! Por 120.000 rupias (10 euros) 1 hora. Luego a la ducha y axel se queria llevar el carrito de la ropa:

¡Axel eso se deja!