Archivo para la Categoría ‘Huaraz’

20
Oct

Los Andes: El Callejón de Huaylas

   Publicado por: admin

Y el fin de semana del Día de la Hispanidad, aprovechamos la fiesta del 12 de octubre para hacer el primer viaje: Huaraz, en los Andes.

Cogimos billetes de autobús para ir allí, 9 horas y por la noche, en autobús cama, que viene a ser un autobús con los asientos un poco más anchos de lo normal y bastante reclinables. Hubo quien durmió y a quien lo costó más. Al viaje fuimos Edu, Borja, Marta y yo. Salimos a las 9:30 de la noche de Lima y a las 6 de la mañana amanecimos en Huaraz, un pueblo en medio del Callejón de Huaylas. El Callejón de Huaylas es un valle de unos 180 km. que transcurre entre dos cordilleras: la Cordillera Blanca, que es la cadena montañosa tropical más elevada del planeta con cimas superiores a los 6.000 metros de altitud (wikipedia dixit), y la Cordillera Negra, con montañas de hasta 5.100 metros de altura, que se caracterizan por no presentar nieves (wikipedia también dixit).

Así que eso, medio adormilados, a unos 3000 metros de altitud, a las 6 de la mañana con un frío interesante, nos pusimos a buscar el albergue que habíamos reservado: el Churup, un garito tan interesante como el nombre y recomendable al 100%. Barato, con una terraza con vistas geniales, las habitaciones muy agradables y un restaurante/cafetería/sala de estar con sofás y chimenea muy apetecible.

7- Vistas de Huaraz desde la terraza del Churup 3 []

10- Iglesia en Huaraz []

15- Vistas de Huaraz desde la terraza del Churup []

Allí dormimos un poco (en un sofá, porque hasta las 11 no podíamos hacer el check-in y era perder medio día) y decidimos desayunar (café con pan con mantequilla y mermelada) y hacer alguna ruta. Y nos fuimos a lo más recomendado: Llanganuco, a los pies del Huascarán, el monte más alto de Perú, y si no me equivoco, el segundo más alto de América: 6000 y pico metros.

Error: en vez de coger un bus con guía, cogimos un taxista, que también ofertaba el hotel, y que esperábamos nos parara en sitios en  los que no parara el bus. Pues bien, Quintiliano, el taxista en cuestión, era un tipo grande de allí que hablaba poco más que qechua, que nos explicó poco más que nada y que paró en la meta, tocar y volver. Eso además del gran estado de las carreteras locales y los buenos amortiguadores del taxi…Una batidora gigante. Eso sí, los paisajes cuando llegamso merecieron la pena. Unos lagos muy bonitos, paseíto en barca y de vuelta a Huaraz. Para más, me remito a las fotos.

21- La garganta llegando a Llanganuco []

24- Dónde está Marta []

27- Álvaro, choclo con queso []

28- Marta, choclo con queso []

35- Mordor, de camino a Llanganuco []

41- Lagos de Llanganuco []

43- Lagos de Llanganuco []

47- Oh, capitán, mi capitán []

52- En barca []

61- La llama que llama y la marta que marta []

72- Iglesia []

77- Churupmarta []

Ese día fue el día en que Edu y yo comimos rata. Hay un plato muy típico de Perú que es el cuy. El cuy es el conocido conejillo de Indias o coballa. Pues lo pedimos en un restaurante, por probar. La secuencia fue: 1- Por favor, medio cuy para él y otro para mí. 2- (20 min, después) Disculpen, señores, pero se nos acabó el cuy, si quieren otra cosa… 3- Pues una pizza. 4- (1 minuto después) Disculpen, señores, pero llegó el proveedor de cuys y ya tenemos cuy, ¿todavía lo quieren?

Total, que dijimos que sí y nos sacaron pues eso, una rata sin cola, con las uñitas y todo (a mí me tocó un riñón, el corazón y los dos testículos!!!). Se me revuelven las tripas. Así que creo que nos dieron gato por liebre, o rata por cuy.

En fin, al día siguiente espabilamos y cogimos una excursión al Chavín de Huantar en bus con guía (resultó ser un minibus-batidora). El Chavín de Huantar es una zona de ruinas pre-incas en las que se rodó parte de Indiana Jones 4. El viaje transcurrió bastante mejor que el día anterior (decir que ambos viajes duraban más de 3 horas para ir y lo mismo para volver), hicimos una parada en la laguna de Querococha, también de paisajes muy bonitos, superamos los 4.500 metros de altura (nos tuvimos que meter un mate de coca y Marta varios caramelos de coca a los que se ha hecho medio adicta), atravesamos la cordillera blanca, bajamos por un valle muy profundo y llegamos al Chavín de Huantar, las ruinas, que tienen historias bastante interesantes con las que no os voy a aburrir.

79 - Carretera Perú []

81 - La cordillera blanca []

88 - Laguna de Querococha - 3980 metros []

92 - Laguna de Querococha - 3980 metros []

93 - Laguna de Querococha - 3980 metros []

99 - Laguna de Querococha - 3980 metros []

129 - Colibrí Parada para comer en Chavín []

136 - El templo de Chavín de Huántar []

150 - Desde las galerías de Chavín de Huantar []

156 - Un guardián del templo []

Y así pasó nuestro fin de semana, contado con bastante brevedad. Las fotos os darán una idea de lo que nos gustó el viaje. Volvimos del Chavín, cena y autobús de vuelta. Paliza, cansancio, dolores de cabeza por el mal de altura, gastroenteritis…pero merecio mucho la pena!!! Volveremos en mayo a hacer trekking!!!

163 - En el bus []

164 - Atardecer []

157 - Niños corriendo por el puente de madera []

158 - Autóctona []

161 - Señoras []

165 - Despedida del Churup []

166 - Cenando, con música en directo []


contador de visitas
contador de visitas